My WordPress Blog

Yoga facial: rejuvenecer tres años con ejercicios faciales

El deseo de no envejecer y de mostrar un rostro joven durante el mayor tiempo posible es uno de los deseos de las personas en todo el mundo. A diario la publicidad nos bombardea con anuncios de cremas faciales que nos prometen mantenernos jóvenes y evitar la aparición de arrugas, cada una con un ingrediente que la hace especial: retinol, coenzima Q10, vitamina C…

Las cremas faciales que se encuentran en el mercado son seguras, aunque muchas veces exageran los resultados que prometen (al respecto podéis ver esta conferencia de José Manuel López Nicolás dentro del ciclo “Escépticos en el pub”). Pero, ¿y si hubiese algo al alcance de todos y a coste cero que funcionara igual o mejor que las cremas? Los ejercicios faciales o Yoga facial pueden ser tan efectivos como las cremas a la hora de que nos veamos más jóvenes, según los últimos estudios.

Las arrugas y la pérdida de firmeza en la piel son dos de las cosas que ocurren inevitablemente y que más nos preocupan con el paso de los años. La caída de las mejillas y la aparición de las conocidas como patas de gallo y arrugas de expresión hacen su aparición en nuestros rostros según va pasando el tiempo.

El Yoga facial es útil para vernos más jóvenes

Yoga-Facial

El último estudio publicado en JAMA Dermatology asegura que a través de los ejercicios faciales que podemos llevar a cabo en nuestra propia casa, ahora conocidos con un nombre bastante más comercial como “Yoga facial” son más efectivos que las cremas y que pueden hacernos ver aproximadamente tres años más jóvenes.

Estos ejercicios faciales son conocidos desde hace ya tiempo, siendo quizás el programa más famoso el de Happy Face Yoga, creado por Gary Sikorski: un programa de 32 ejercicios para trabajar los músculos de la cara y el cuello que nos ayuda a restar años de nuestro rostro. Los ejercicios son sencillos y están dirigidos a esculpir y elevar las mejillas y levantar las cejas, entre otros.

El estudio de la Universidad Northwestern concluyó que, tras ocho semanas de ejercicios faciales realizados a diario, la forma de las mejillas de las mujeres había mejorado y aparentaban unos tres años menos

A través de los mentados ejercicios se trabaja la musculatura de la cara y el cuello como si se tratase de cualquier otro grupo muscular, mejorando así la tonicidad de los músculos del rostro, evitando las temidas arrugas y consiguiendo vernos más jóvenes.

Pero, ¿son eficaces estos ejercicios? La Universidad Northwestern realizó un pequeño estudio piloto con un número limitado de mujeres de entre 45 y 60 años a las que se encomendó la tarea de realizar los ejercicios faciales a diario por un período de 30 minutos a lo largo de ocho semanas. Se tomaron fotografías a las mujeres al principio y al final del estudio, y se concluyó que la forma de las mejillas de las participantes había mejorado claramente (no tanto otras zonas de la cara y cuello) y además se les calculó una edad menor que la del inicio del estudio.

Los ejercicios faciales para rejuvenecer

El programa completo de ejercicios con el que se llevó a cabo el estudio cuenta con 32 ejercicios diferentes para cara y cuello. Cada uno de ellos debe llevarse a cabo durante aproximadamente un minuto y básicamente consisten en ejercicios de fuerza con la musculatura del rostro.

Igual que utilizamos barras, discos y mancuernas para ejercitar nuestro cuerpo, en el caso de la cara y el cuello necesitaremos ejercer una resistencia que nos ayude a trabajar, y podemos conseguirla utilizando solo nuestros dedos y nuestras manos.

Así, nos proponen ejercicios para trabajar la forma de nuestras mejillas: colocando nuestros dedos sobre estas y empujando levemente a estas hacia abajo podemos hacer fuerza con los músculos situados en esa zona para llevarlas de nuevo hacia arriba.

Otros de los ejercicios, como el que se propone para elevar la zona de las cejas, añaden además un trabajo isométrico: colocamos tres dedos de nuestras manos bajo las cejas y las empujamos hacia arriba. Desde esa posición, intentamos fruncir el ceño unas cuantas veces. Tras esto, con los ojos cerrados, dirigimos la mirada hacia el techo manteniéndonos así durante 20 segundos.

Estos son solo algunos de los ejercicios faciales que podemos llevar a cabo. Son sencillos, son a coste cero (aparte del tiempo que tardamos en hacerlo) y ahora disponemos de evidencia científica que nos asegura que funcionan. Frente a las cremas antiedad que encontramos en el mercado (algunas de ellas muy caras, sobre todo las del sector de lujo, y en ocasiones sin evidencia científica detrás) parecen una buena alternativa si queremos mantener nuestro aspecto joven.

Imágenes | iStock
Vídeo | Sigsac en Youtube
En Vitónica | Algunos sencillos gestos que nos ayudarán a mantener la piel joven

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.